domingo, 5 de enero de 2020

HEMOFILIA, fanzine de comics y terror

No recuerdo exactamente el año, pero habrá sido alrededor de 1991 cuando unos amigos de la preparatoria (Luis Javier García, Rodrigo y Ernesto Priego) comenzaron a publicar HEMOFILIA, fanzine de comics cuyo tema principal era el terror, y así, con una modesta pretensión, ésta publicación se convirtió no sólo el primer fanzine de comics de terror en México, sino que dicha publicación fungió como reservorio de algunos de los talentos y personalidades que han tenido una participación importante en la historia del cómic en el país. Después de haber estado guardados por casi tres décadas, recientemente me di a la tarea de leer los cinco números que se llegaron a publicar y debo decir que, a pesar de haber leído comics extremos a lo largo de mi vida, al mirar de nuevo dichas publicaciones he quedado sorprendido de los temas que se llegaron a abordar.
 

En la época actual, donde las redes sociales a cada minuto nos recuerdan cruelmente lo políticamente correcto, ésta publicación no sólo sería atacada, juzgada y posiblemente censurada, sino que los autores seguramente recibirían ofensas o amenazas por parte de alguna que otra conciencia tradicional. Los temas que se abordaban iban desde el satanismo, el gore y el terror sobrenatural situandolos en escenarios reales, bélicos o de fantasía, sin embargo, además de los los clásicos muertos vivientes y demonios, en los cómics se aborda de manera explicita el asesinato (sin importar el género o la edad; por ejemplo los homicidios, feminicidios, matricidios, gerontocidios y asesinatos a policías), el asesinato y maltrato animal, el bullying y el abuso infantil así como las violaciones y el suicidio.

 
Además, de manera sutil pero implícita, se abordan temas como el canibalismo, las drogas, la pornografía, la zoofilia y el abuso infantil, y no es que éstos temas no se hayan tocado a lo largo de la historia en diferentes medios de expresión, pero tiene su mérito e importancia el haberse publicado en aquellos años y por supuesto de una manera trasgresora pero al mismo tiempo ingenua, por decirlo de alguna forma.  En el fanzine HEMOFILIA los comics se intercalan con breves ensayos acerca de asesinos seriales así como de cultura popular (música, cine y por supuesto, comics), textos que eran acompañados además con ilustraciones alusivas al terror, evidenciandose con ésto que los responsables del fanzine a pesar de su corta edad (contando con 15 o 16 años al comenzar a editar el fanzine y por cual fueron conocidos como los niños terribles del gore) tenían un verdadero interés por la lectura y el análisis de la información, así como un auténtico afán, no solo de conocer y descubrir, sino de mostrar todo aquello que el buen gusto trata siempre de esconder debajo del tapete.



*Nota: Por respeto a los autores, las imágenes que acompañan el presente post no son de los interiores de los fanzines sino son dibujos que amablemente ellos me dedicaron en aquella epoca

No hay comentarios: